protAgonizo es un monólogo escrito, dirigido e interpretado por Ester Bellver. Se estrenó en octubre del 2009 en Aretxabaleta (Guipuzkoa). En Madrid tuvo una gran acogida repleta de prórrogas y reposiciones. Saltó de una a otra sala alternativa (Montacargas, Triángulo y AZarte) manteniéndose tres años consecutivos en cartelera. En noviembre del 2011 se presentó en la sala Princesa del Teatro María Guerrero (Centro Dramático Nacional) donde también se prorrogaron sus actuaciones. Ha pasado por Palma de Mallorca, Ciudad Real, Segovia, Asturias, Murcia, Granada, varias ciudades del País Vasco, Cádiz, Barcelona, Valladolid, Sevilla, Palencia, Puertollano, Zaragoza, Albacete, Valencia, Zamora..., y en el ámbito internacional por Buenos Aires. Continúa en gira.

ESPECTÁCULO RECOMENDADO POR LA RED NACIONAL

martes, 24 de noviembre de 2015

Inicios y finales. Seguimos girando.

Se acabaron las funciones en Sala Mínima. Ha sido muy emocionante participar con este espectáculo en el inicio y puesta en marcha de una nueva sala en Madrid. Les deseamos mucho ánimo y fuerza para seguir luchando por sacar adelante un proyecto tan bonito como el que tienen entre manos. Son, además, una gente estupenda. ¡Gracias! La próxima actuación que tenemos prevista de protAgonizo será en Zamora, el 27 de mayo/16. Teatro Principal. ¡Hasta entonces!

domingo, 15 de noviembre de 2015

Penúltima

De la función pasada salí muy contenta. El público que vino era en su mayoría muy joven, mucho más joven de lo habitual y entro muy bien. Hubo mucha complicidad, lo pasamos en grande. Cuando reparto pepelitos por las terrazas, observo que hay mucho interés entre las nuevas generaciones por el teatro, es una gran alegría. A ver qué tal va hoy. Solo nos quedan dos funciones: esta tarde y el próximo domingo (22 nov) a las 19h. Sala Mínima. Calle Mallorca, 4. Si te animas nos vemos por allí.

sábado, 7 de noviembre de 2015

El respetable

El sábado pasado vino poquita gente: unos 10. Era la noche de Hallowing (...) y supongo que esto pudo influir. Que venga poca gente no quiere decir que resultesulte menos atractivo, cada cosa tiene su encanto, pero, ¡cuán diferentes resultan las funciones dependiendo si hay más o menos gente! Siendo lo mismo, qué diferente sensación. En ésta última apenas se escuchaban risas y las que se oían eran aisaladas y tímidas; el sábado anterior el patio de butacas era un gran coro partiéndose de risa al unísono. El público -generalmente- cuando son más, deja expresar sus emociones con más facilidad. En el escenario ocurre lo mismo: si escuchas reirse a la gente sabes que la cosa va bien y eso te da confianza: juegas más con ellos, estas más suelta y desinhibida; cuando no les escuchas, o mejor dicho, cuando lo que escuchas es su silencio, sientes una especie de vértigo: no sabes qué sienten. Entonces mides mucho más tus pasos de acercamiento hacia ellos, todo ha de ser mucho más sutil. Hay un gran respeto hacia la sensibilidad que pueda tener ese público y que no alcanzas a ver. De hecho, en el argot teatrero, los cómicos de antes, cuando se referían al público le llamaban "el respetable", algo de esto creo que se expresa ahí. Pero nunca sabes... Muchas veces los actores caemos en la tentación de medir por las risas, pero eso no significa que esté gustando más o menos un espectáculo. Quizá ese público más callado puede que esté escuchando más atentamente. 
Ayer salí de nuevo a la calle a repartir unos cuantos papelitos informativos. También, cuando te acercas a la gente para ofrecerle uno de ellos, tienes que tener el cuidado y la delicadeza para entrar sin molestar o molestar lo menos posible pues realmente estás interrumpiendo otra cosa en lo que ellos están. Siempre me sorprendo gratamente, pues la mayoría de la gente me recibe y escucha con muchísima amabilidad. Gracias.
Hoy, 7 nov., es nuestro último sábado en Mínima espacio escénico, la función es a las 22:30. Despúes pasamos a los domingos: 15 y 22 de nov. a las 19h. 
Cortando los papelitos