protAgonizo es un monólogo escrito, dirigido e interpretado por Ester Bellver. Se estrenó en octubre del 2009 en Aretxabaleta (Guipuzkoa). En Madrid tuvo una gran acogida repleta de prórrogas y reposiciones. Saltó de una a otra sala alternativa (Montacargas, Triángulo y AZarte) manteniéndose tres años consecutivos en cartelera. En noviembre del 2011 se presentó en la sala Princesa del Teatro María Guerrero (Centro Dramático Nacional) donde también se prorrogaron sus actuaciones. Ha pasado por Palma de Mallorca, Ciudad Real, Segovia, Asturias, Murcia, Granada, varias ciudades del País Vasco, Cádiz, Barcelona, Valladolid, Sevilla, Palencia, Puertollano, Zaragoza, Albacete, Valencia, Zamora..., y en el ámbito internacional por Buenos Aires. Continúa en gira.

ESPECTÁCULO RECOMENDADO POR LA RED NACIONAL

martes, 16 de marzo de 2010

Marco

La muñequita bailarina con que termina el espectáculo de protAgonizo, harta de tanto meneo dentro de la maleta que nos lleva de bolos -supongo-, había dejado de girar: en el bolo de Segovia ya no lo hizo. No se encuentra quien arregle estas maquinarias de las cajitas musicales, o por lo menos yo no he dado con ello: la llevé a un relojero (un hombre entrado en los 70), a ferreterías varias, a jugueterías especializadas... El relojero me mandó a una tienda que decía que estaba detrás del Sepu (actual H&M de Gran Vía), la cual se dedicaba a repararlas. La tienda se encontraba, parece ser, en la calle Desengaño, lugar en el que -efectivamente- me desengañé: la tienda llevaba cerrada lo menos 15 años.
Marco, amigo de amigo, se ha presentado hoy generosamente, y sin apenas conocerme, a las 9.30 de la mañana con su moto para ayudarme con el problema. "Las manos de Marco no son cualquier cosa", me dijo Alberto, mi amigo -su voz tampoco es cualquier cosa *pincha*-, y, efectivamente, ha arreglado la maquinaria que hace que la muñequita baile. Pero esto no es nada, Marco reparaba durante una época pianos antiguos; devolver la música perdida a cualquier trasto viejo parece ser una habilidad en él. Ha sido una bonita oportunidad ver los entresijos de una cajita musical. También charlar con Marco y escucharle todas esas cosas tan interesantes que me ha contado. Hemos quedado un día para comer juntos los tres: Alberto, Marco y yo. De primero paella (la prepararé yo para ellos) y Marco se encarga del postre, dice que será refrescante. ¡Que todos los males nos den de comer así! Besos y salud, e.

No hay comentarios: