protAgonizo es un monólogo escrito, dirigido e interpretado por Ester Bellver. Se estrenó en octubre del 2009 en Aretxabaleta (Guipuzkoa). En Madrid tuvo una gran acogida repleta de prórrogas y reposiciones. Saltó de una a otra sala alternativa (Montacargas, Triángulo y AZarte) manteniéndose tres años consecutivos en cartelera. En noviembre del 2011 se presentó en la sala Princesa del Teatro María Guerrero (Centro Dramático Nacional) donde también se prorrogaron sus actuaciones. Ha pasado por Palma de Mallorca, Ciudad Real, Segovia, Asturias, Murcia, Granada, varias ciudades del País Vasco, Cádiz, Barcelona, Valladolid, Sevilla, Palencia, Puertollano, Zaragoza, Albacete, Valencia, Zamora..., y en el ámbito internacional por Buenos Aires. Continúa en gira.

ESPECTÁCULO RECOMENDADO POR LA RED NACIONAL

viernes, 3 de diciembre de 2010

Bolo en Gijón. Regusto de calamares y miradas

Ayer estrenó Rosa Herrera, gran amiga y compañera, haciendo las veces de técnico de luces en gira además de conducir la furgoneta que transporta los bártulos escenográficos de protAgonizo. Estamos ya de vuelta en Madrid. El camino de regreso ha sido duro: nieve, madrugón, poca visibilidad y mucho frío. La reciente maternidad de Rosa nos ha obligado a tenernos que volver cuanto antes (seis de la mañana) para dar, también cuanto antes, rica mama al bebito. Para compensar el madrugón nos cenamos ayer unos riquísimos calamares con chipirones y gulas cocinados en barro con una salsa de marisco ligeramente picante acompañados de cabrales y sidrina: ¡una delicatesen!
Este bolo en Gijón ha sido una función muy muy bonita. La gente se lo ha pasado en grande y yo con ellos. Es precioso que este montaje permite entablar una comunicación y complicidad con el público muy profunda. Ayer me conmovió especialmente una jovencita que estaba sentada en el extremo derecho (mirando desde el escenario) de la primera fila. Era increíble cómo lo vivía todo, las caras que ponía, su mirada..., ¡decía tantas cosas su mirada! Fue una delicia. Al lado contrario, también en la primera fila, estaba sentada una paisana que al principio de la función no se atrevía ni a mirarme; supongo que la pilló por sorpesa el desnudo. Poco a poco se fue abriendo y terminó completamente entregada a dejarse reír y llorar,...a sentir. Por el sólo hecho de haber vivido esta experiencia de ayer tan auténtica y cercana con estas personas merecen las pena todos estos años de profesión dedicados al teatro. Así lo pensé ayer al terminar la función. Todavía hoy, entre el sueño y cancancio del viaje, me baila el regusto de tan ricos calamares; de tan ricas miradas. Fue una función muy pero que muy especial.

Os pongo aquí una entrevista que nos hicieron hace unos días en la revista digital Planeta 28. Es una revista de música pero tiene una sección dedicada al teatro a la que llaman "Candilejas". Pincha aquí para leerla.
Salud, e.

No hay comentarios: